Key Points
  • El asedio a Kiev está tomando forma poco a poco. La progresión de las tropas rusas corresponde, por comparación, a la situación en la que, en torno a Madrid, el 39º Ejército se encontraría entre Toledo y Salamanca, el 41º se detendría ante Zaragoza y el 20º ante Valencia. Por lo tanto, el cerco de Kiev está aún lejos de completarse, sin hablar de su sitio.
  • Mariupol sufre un asedio similar al de Kharkiv. El esfuerzo por unir el 1er ABG en Kharkiv y el 8º Ejército en Luhansk terminó en fracaso.
  • Los problemas de la red de mando y comunicaciones demuestran que estamos lejos del arte operativo brillantemente teorizado de la escuela rusa. La llegada de fuerzas de toda Rusia atestigua una vez más la subestimación inicial de los medios necesarios.

La versión de ayer está disponible aquí. El archivo de los análisis diarios de Michel Goya está disponible en este enlace.

Situación general

La situación general no ha cambiado desde ayer, con la excepción de la posible presencia de fuerzas rusas en Poltava, lo que significaría que el 1er ABG está a medio camino entre Kharkiv y el Dnieper. De ser así, amenazaría con cercar a las fuerzas ucranianas en el Donbass.

En el mar, la fragata Hetman Sahaidachny, principal buque de la flota ucraniana, fue destruida en el puerto de Mykolayiv, entre Kherson y Odessa. Se desconoce el origen de la destrucción, pero parece ser un sabotaje.

En el aire, la situación sigue siendo la misma. Todavía se cierne la amenaza de que las baterías S300 impongan restricciones al uso de las fuerzas aéreas rusas (vuelo a muy baja altura, menos eficiente). Así, varias intercepciones de misiles rusos sobre Kiev por parte de las baterías S300 han tenido éxito.

Las pérdidas aéreas constatadas hasta la fecha son 2 helicópteros Ka-52 y Mi-35, 1 avión de transporte An-26, 1 caza Su-30 en el lado ruso y 1 avión de transporte An-26, 1 avión de ataque Su-25 y 1 caza Su-27 en el lado ucraniano. Varios cazas Mig-29 fueron destruidos en tierra y probablemente ya están inservibles.

Zona de Kiev

El cerco de la capital continúa. Las operaciones rusas son muy lentas, frenadas por la resistencia ucraniana. Sólo el 36º Ejército sigue en contacto. También está señalada en Jitomyr, a 70 km de Kiev. Los ejércitos 41 y 20 siguen bloqueados. En comparación, la progresión de las tropas rusas corresponde a la situación en la que, en torno a Madrid, el 39º Ejército estaría entre Toledo y Salamanca, el 41º detenido ante Zaragoza y el 20º ante Valencia. Por lo tanto, el cerco de Kiev está aún lejos de completarse, sin hablar de su sitio.

Zona de Kharkiv

En la segunda ciudad del país, las fases de bombardeo y asalto se suceden. La mitad de Kharkiv puede ser conquistada ahora. Se confirman los picos ofensivos fuera de la ciudad en dirección a Luhansk y Poltava.

Zona sureste

Mariupol está sufriendo un asedio similar al de Kharkiv. El esfuerzo por unir el 1er ABG en Kharkiv y el 8º Ejército en Luhansk fracasó. A pesar de la toma de la central nuclear, el 58º Ejército sólo ha realizado un pequeño avance hacia Zaporizhia.

Zona suroeste

El avance ruso continúa hacia Mykolayiv, al norte de Kherson, con un posible intento de asalto aéreo.

Perspectivas

Las normas operativas del combate urbano en las ciudades se defienden con una alta densidad de fuerzas y varían según el tamaño de los objetivos. Para ciudades del tamaño de Kherson o Chernihiv, los combates durarán días. Para ciudades como Marioupol o Kharkiv, se necesitarán semanas. Para Kiev, meses.

El nivel de progreso en el terreno urbano es bastante alto. Los rusos están por ahora por debajo del nivel del avance estadounidense en Faluya en noviembre de 2004 (1 km/día). Por lo tanto, el ritmo es rápido, pero hay que tener en cuenta que Kharkiv tiene 10 km de ancho y Kiev 30 km.

En términos de la gama táctica, la relación de fuerzas en el campo de batalla no se mide en volúmenes (equivalentes, y nunca más de 2 a 1), sino en la diferencia de calidad de los grupos de combate, en una escala de 1 (cero) a 10 (lo mejor del mundo).

Las competencias medias son equivalentes, con fuertes variaciones de una unidad a otra. La superioridad rusa en cuanto a densidad de aire, artillería y blindaje compensa una falta de motivación media. El terreno urbano y la motivación compensan la falta de medios pesados en el lado ucraniano.

Las victorias claras requieren al menos una diferencia de dos niveles de calidad. Esto rara vez ocurre, lo que significa que los combates son a menudo indecisos, lentos y con pérdidas iguales – hasta ahora, más bien a favor de los ucranianos.

Es lógico que los mejores resultados obtenidos por los rusos los consiguieran las tropas de élite de ambos bandos (unidades aeromóviles), pero también a costa de un gran desgaste. El general Suhovetsk, comandante de la 7ª División de Asalto Aéreo fue asesinado, probablemente en Kherson.

El uso de las fuerzas por parte de los rusos sigue sorprendiendo. Hay una dispersión del esfuerzo -por ejemplo, en el Sur, donde las fuerzas están comprometidas simultáneamente en tres ejes- a través de un tipo de compromiso por fuerzas de tarea aisladas, con maniobras simples y poca iniciativa, pero no por brigadas coordinadas completas.

Los problemas de la red de mando y comunicaciones demuestran que estamos lejos del arte operativo brillantemente teorizado de la escuela rusa. La llegada de fuerzas de toda Rusia atestigua una vez más la subestimación inicial de los medios necesarios.