Europa

Gran formato

¿Cómo salir de la policrisis? 

En un momento de ebullición global en el que las crisis no dejan de sucederse y acumularse, el cambio climático podría pasar a un segundo plano en el orden de prioridad de los gobernantes. Mientras el Consejo Europeo le otorga un espacio relativamente reducido a la transición verde en su nueva agenda estratégica, Héctor Tejero propone otro rumbo —para lograr una transformación ecosocialista—.

Ocho páginas para marcar un rumbo. Cada cinco años, el Consejo Europeo adopta un documento tan importante como poco conocido. La agenda estratégica 2024-2029 es el resultado de un compromiso, reflejo tanto de las crisis persistentes como de los poderes de turno. Puede ser objeto de algunos cambios —pero fija objetivos quinquenales e introduce algunas novedades—. Hay que estudiarlo con detenimiento. Una primera lectura.

A sólo dos días de la primera vuelta de las elecciones legislativas anticipadas, el terremoto en Francia difumina todos los puntos de referencia. Para el politólogo alemán Jan-Werner Müller, especialista en populismo e ideologías, la crisis política en Francia debe verse en su contexto más amplio: en la crisis de los partidos, de los medios de comunicación y de las mediaciones, la radicalización se está convirtiendo en una opción atractiva —en un ambiente de campaña permanente—.

El comercio se ha vuelto peligroso. Lo que durante mucho tiempo se consideró un vehículo para la paz se ha convertido en un riesgo. En un informe, Jean Pisani-Ferry, Beatrice Weder di Mauro y Jeromin Zettelmeyer hacen un primer balance de las herramientas de la Unión y proponen una hoja de ruta para garantizar la seguridad económica del continente.

Durante mucho tiempo, Francia se ha considerado una isla estratégica. Pero en el año de las grandes elecciones, los retos aumentan y los recursos disminuyen. Ahora está claro que, entre las posibles vías de una ambición, habrá que elegir —y, por tanto, renunciar—. En la fase de recomposición política que se abre actualmente, existe la oportunidad de abrir esta obra.

Para comprender a Jordan Bardella, no estamos utilizando el punto de comparación italiano adecuado. Más que a Meloni, hay que fijarse en Di Maio.

Síntesis químicamente pura de la era tecnopopulista, la trayectoria política del antiguo líder del Movimiento 5 Estrellas —ahora situado en el corazón del dispositivo técnico de la Unión Europea— puede tener algo que enseñarnos sobre la secuencia que se inicia en Francia.

Desde 1997, el único lugar donde había sobrevivido el recurso a la disolución de la Asamblea Nacional francesa era en la ficción: la serie Baron noir, venerada por el mundo mediático y político francés, y su spin-off La Fièvre.

¿Se inspiró en ella el Presidente Macron? En la fábrica del imaginario político francés, la apuesta del 9 de junio presenta pertubadores paralelismos con las tácticas utilizadas en el universo de Baron noir.

¿De qué son el resultado las elecciones europeas? Pascal Lamy esboza las coordenadas de unas «elecciones híbridas», entre las grandes tendencias y la inercia. En plena fase de incertidumbre en la que se encuentra Francia antes de las legislativas y tras el estruendo de la disolución, advierte de que «un gobierno Bardella querrá dejar su impronta en determinados proyectos europeos».

André Ventura, líder de Chega, que creía que iba a triunfar en las elecciones europeas, ha recibido una clara advertencia: aunque ha subido al tercer puesto, sólo aventaja por un pelo al partido Iniciativa Liberal —que nadie esperaba que estuviera tan arriba—. ¿Podría la extrema derecha portuguesa, en pleno ascenso, verse superada por una nueva iniciativa de la derecha liberal? Es demasiado pronto para saberlo pero una cosa parece cierta: tal y como está la situación, Portugal sigue políticamente estancado.