Europa

Gran formato

Desde hace dos años, la Ucrania en guerra es una democracia sin elecciones.

Como Presidenta de una de las mayores ONG del país, Olha Aivazovska se ha impuesto la tarea de continuar su trabajo con la población al tiempo que documenta los crímenes de guerra rusos. Su mensaje es claro: «No se pregunten cuánto tiempo permanecerá Ucrania sin elecciones, sino cómo ayudar a Ucrania a ganar la guerra lo antes posible.»

El conflicto ha puesto de manifiesto el hecho evidente de que la guerra siempre se libra con armas.

Dos años después de la invasión a gran escala de Ucrania, podemos hacer balance de las armas que han definido el conflicto sobre el terreno. Para orientarnos entre los drones Bayraktar, los Javelin y los Patriots estadounidenses, pedimos a varios expertos y colaboradores de la revista que nos ayuden a ver las cosas con más claridad.

Ayer conmemoramos dos años de guerra. ¿Qué ocurrirá mañana -cuando el conflicto de alta intensidad a las puertas de la Unión entra en su tercer año-?

Veinticuatro meses después, la mayoría de los europeos sigue apoyando a Ucrania y su autonomía estratégica. Sin embargo, están surgiendo nuevas divisiones: el apoyo militar está cayendo y está surgiendo una preocupación generalizada sobre la estrategia. Publicamos 10 puntos y 17 gráficos para estudiar las señales débiles.

¿Ha llegado la guerra en Ucrania a un punto de inflexión? ¿La Rusia de Putin está tomando ventaja?

Tras dos años de gran intensidad, el frente está en punto muerto y los ejércitos se reorganizan. ¿Qué ocurrirá a continuación? Para averiguarlo, hemos pedido a trece especialistas militares que consideren el futuro de la guerra desde dos interrogaciones clave. He aquí sus respuestas.