Key Points
  • El anuncio de una retirada parcial de las fuerzas rusas de la región de Kiev marca un punto de inflexión en la guerra.
  • En los distintos frentes, la situación es estable, pero las líneas cambiarán según el redespliegue ruso.
  • La operación militar del ejército ruso en el norte de Kiev fue un fracaso considerable.

El análisis táctico anterior está disponible aquí. El archivo de los análisis diarios de Michel Goya está disponible en este enlace.

Situación general

Rusia está retirando a Bielorrusia parte de sus GTIA (Grupos tácticos inter armas) y de sus tropas aerotransportadas de la región de Kiev, presumiblemente para volver a intervenir en el Donbass tras reconstituirlas. Sin embargo, las fuerzas rusas no están abandonando ningún territorio que hayan conquistado voluntariamente en ningún lugar. 

Las fuerzas ucranianas están llevando a cabo pequeños ataques en zonas donde las fuerzas rusas están en posición defensiva. Los rusos están haciendo lo mismo en el Donbass. En ambos casos, los resultados no son muy importantes. Se está estableciendo un equilibrio que sólo puede modificarse mediante un cambio radical en la relación de fuerzas en una región.

Situaciones por zona

Kiev y la zona noreste

En los últimos cinco días se ha producido un movimiento de unidades rusas desde la zona de Kiev-Oeste hacia Bielorrusia. Es poco probable que se vuelvan a comprometerse a corto plazo, pero probablemente lo harán a medio y largo plazo.

Los ataques ucranianos en la zona oeste de Kiev continúan, pero son muy lentos. Makariv parece estar ahora bajo control ucraniano, al igual que partes de Borodyanka. Los principales combates tuvieron lugar en Irpin y Gostomel, pero sin tomar ningún terreno. Los ucranianos carecen de artillería para neutralizar a las fuerzas rusas.

Las fuerzas rusas están en una postura defensiva, con atrincheramientos y destrucción de puentes, lo que indica la renuncia a futuros movimientos ofensivos. Aunque se mantuven algunas misiones de reconocimiento, el papel principal se otorga a la artillería, la principal ventaja comparativa táctica de las fuerzas rusas sobre las ucranianas.

Las principales dificultades rusas se encuentran probablemente en el eje H07 de Soumy a Kiev, donde varias pequeñas unidades rusas están luchando contra el acoso y los ataques ucranianos hasta sesenta kilómetros al este de Kiev. Tendría sentido que las fuerzas rusas rectificaran la línea del frente y recuperaran las unidades fijadas en la zona sin mucha utilidad.

Si las fuerzas rusas quieren mantener una presencia en el noreste de Kiev, deben al menos mantener el control del eje E95 desde la frontera norte, pero esto significa tomar la fortaleza ucraniana de Chernihiv. En su defecto, hay que mantener la E101 desde la frontera noreste y luego la E95 desde Kipti.

En cualquier caso, la región noreste de Ucrania es boscosa, lo que facilita, con la llegada de la primavera, la ocultación de las fuerzas ucranianas ligeras. Es probable que las fuerzas rusas en la zona sean objeto de un intenso y costoso acoso -minas, emboscadas con artefactos explosivos improvisados- en sus rutas de comunicación.

Zona este y del Donbass

El 1er ABG y el 6º Ejército parecen haber renunciado a la toma inmediata de Soumy y Kharkiv y se contentan con la presión del fuego. Algunas fuerzas disponibles parecen haber sido asignadas al 20º Ejército para luchar en el área de Yzium, al norte de la zona del Donbass.

Continúan los combates limitados a lo largo de la frontera de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk y en Mariupol, ciudad conquistada en un 60% por los rusos. Aparte de la próxima toma rusa de Mariupol, ninguno de los dos bandos parece tener el margen de maniobra necesario para lograr un éxito decisivo.

Zona suroeste

También en este caso, las fuerzas rusas se encuentran en una situación de espera, limitándose a resistir los ataques ucranianos, que a su vez están limitados por la falta de fuerza.

[Desde la invasión rusa de Ucrania, con nuestros mapas, análisis y traducciones comentadas hemos ayudado a más de 1,5 millones de personas a entender las transformaciones geopolíticas de esta secuencia. Si encuentra útil nuestro trabajo y cree que merece apoyo, puede suscribirse aquí].

Perspectivas

Se confirmó que el 29 de marzo se lanzaron ciberataques rusos contra la red de Ukrtelecom, pero tuvieron un impacto limitado y temporal en Internet.

La convocatoria del nuevo contingente de reclutas rusos tendrá lugar el 1 de abril. En principio, no podrán ofrecerse como voluntarios para servir en Ucrania hasta dentro de tres meses.

Hay una reducción del tráfico militar en los ferrocarriles rusos, otro indicio de que la mayoría de las unidades aún disponibles en Rusia han sido comprometidas.

Según el Estado Mayor ucraniano, se han desplegado en el Donbass tres fuerzas de tarea de 2.000 soldados de Osetia del Sur y Abjasia, así como 1.000 soldados de la compañía Wagner-Liga, según el Ministerio de Defensa británico. 

Gran parte de los equipos recuperados de las existencias para reponer las unidades rusas son inservibles, debido a su antigüedad, pero sobre todo porque muchos artículos se han vendido -como los electrónicos- en el mercado negro, símbolo de una corrupción sistémica de larga duración. El mismo fenómeno existe en el lado ucraniano, aunque parece haberse combatido algo mejor en los últimos años.

Está surgiendo una narrativa que explica el fracaso ruso en la toma de Kiev por la idea de una maniobra de distracción del objetivo principal, el Donbass. Evidentemente, esto se contradice totalmente con los hechos. No se distrae con la mayoría de sus fuerzas mientras no se ataca el objetivo inicial. Si no, lo haces con la certeza de poder mover tus fuerzas hacia el objetivo principal mucho más rápido que tu adversario después de haber atraído al enemigo hacia el cebo. En este caso, cinco ejércitos rusos y buena parte de las fuerzas aerotransportadas están estacionados en todo el norte del país, mientras que las fuerzas ucranianas del Donbass apenas han sida movilizadas fuera de esta zona. En resumidas cuentas, cuando comenzaron los ataques en el Donbass, las fuerzas rusas eran insuficientes, con la excepción de la región de Mariupol.

La difusión de ese discurso se explica por la necesidad de resolver una disonancia cognitiva. Cuando crees que los rusos son muy fuertes y quieres que lo sean, tienes que encontrar una explicación satisfactoria para lo que sólo es un gran fracaso. Por ejemplo, la derrota del ejército francés en Dien Bien Phu, en Indochina, en 1954, fue presentada por algunos como un «gran éxito» porque el ejército había enfrentado y desgastado a muchas fuerzas del Vietminh.

 Save as PDF