Nota bene: los datos de este artículo se actualizan una vez al día a las 19:00 en el Observatorio geopolítico del Covid-19.

¿Cómo está yendo la vacunación a escala continental?

La coordinación de la estrategia de vacunación a nivel europeo fue ideada por la Comisión con el fin de limitar los efectos de la competición entre los Estados miembros. Se constata que este enfoque unificado ha contribuido a una homogeneización del reparto de vacunas a escala continental: el porcentaje de población vacunada en Rumanía (2.63%) es superior al de Alemania (1.82%). En cambio, la heterogeneidad de capacidades logísticas nacionales es un factor de diferenciación importante entre los países.

 ¿Qué nivel de confianza en las vacunas contra el Covid-19 hay?

La confianza en el Reino Unido va en aumento gracias a una estrategia centrada en la vacunación masiva de la población. La confianza se ha convertido en un tema central a lo largo del debate político relativo a la Covid-19. En la cuestión de las vacunas, conlleva una paradoja importante. La creación de una vacuna en tiempo récord es fruto de un gran progreso científico y técnico, pero viene acompañada de un recrudecimiento de la desconfianza y de la inquietud de las populaciones. Vemos que la confianza gana terreno en Francia, pero sigue siendo muy baja en comparación con el resto de países representados.

¿Qué logística para distribuir la vacuna?

La campaña de vacunación contra el Covid-19 es un desafío logístico sin precedentes. Esta representación gráfica permite constatar las diferencias de temperatura necesaria para garantizar la integridad de la cadena de frío para el almacenamiento de cada vacuna. Se constata además que la tecnología de ARN mensajero utilizada en la vacuna Pfizer/BioNTech precisa una temperatura particularmente baja para su conservación y distribución. La vacuna Moderna utiliza igualmente esta tecnología, pero sus requisitos de conservación son menos elevados. El imperativo de garantizar la cadena de frío es un factor importante que trastorna la logística de almacenamiento y de distribución habitual. Cabe destacar que si bien la vacuna desarrollada por Johnson & Johnson puede almacenarse a -20ºC durante dos años, también puede conservarse hasta tres meses entre 2 y 8ºC.

La carrera por las vacunas es transaccional. Este gráfico permite constatar la considerable diferencia de precio por dosis entre las vacunas, particularmente entre la de AstraZeneca y las otras. El gráfico también ofrece una representación visual de la estrategia de negociación de la Unión Europea, que está especialmente centrada en el precio. Por tanto, la brecha con Estados Unidos es sorprendente en las vacunas Janssen, Pfizer/BioNTech, AstraZeneca y Sanofi. Hay una excepción en el caso de la vacuna Moderna. Es importante tener en cuenta el acuerdo entre la empresa estadounidense y la Unión Europea, que es uno de los acuerdos firmados por la UE que menos dosis incluye.

El poder frente al Covid-19, ¿cómo analizar las diferencias a escala global?

Una crisis de esta envergadura saca a relucir las pequeñas señales y las fuertes tendencias que están redefiniendo la tectónica de placas.

Queremos subrayar dos tendencias:

  1. El acceso a datos no es homogéneo a escala global: no disponemos de datos sobre las campañas de vacunación en China o en Arabia Saudí. Esto refleja y amplifica el cuestionamiento del principio de gobernanza global.
  2. La divergencia de poder se refleja en el nivel de integración regional (México tiene más personas vacunadas que Japón) o en las capacidades de producción. 

Israel es la clara excepción: un estado de cosas que resulta de una estrategia atípica en todos los frentes. Entre las causas que lo puede explicar: una población relativamente pequeña con un PIB elevado, grandes capacidades logísticas, la disponibilidad de Pfizer para distribuir  una determinada cantidad de dosis para demostrar la eficacia de su vacuna, la voluntad política de afirmar su singularidad.

¿La carrera por la vacuna acrecienta las desigualdades?

La desigualdad en el acceso a la vacuna está a la vista de todos. Este gráfico muestra la desigualdad en el acceso a la vacuna bajo el prisma de una clasificación sobre la escala de ingresos. Haciendo esto, podemos constatar que el nivel de renta de un país es un factor determinante en dicho acceso. Tener una renta elevada favorece el acceso de manera desproporcionada en comparación con los demás factores estudiados. El acceso decrece proporcionalmente al grado de pobreza. Al mismo tiempo, la vulnerabilidad de las poblaciones de los países de bajos ingresos es mayor. Estas representaciones deben ser tenidas en cuenta por la iniciativa Covax, que tiene como objetivo compensar este desequilibrio asegurando un acceso rápido y equitativo para todos los países a las vacunas contra el Covid-19, independientemente de su nivel de ingresos.

¿El acceso a las vacunas contra el Covid-19 configura una geopolítica multiescalar y multilateral?

La carrera por la vacuna muestra el carácter pluridimensional y multinacional del poder. El papel de los grandes grupos farmacéuticos se refleja así tanto en términos de cuota de mercado como de presencia en el mundo. Constatamos en este sentido la omnipresencia de Janssen, Pfizer y AstraZeneca, así como la diferencia de escala entre Estados Unidos y la Unión Europea, por un lado, y otras áreas regionales, por otro.

En la Unión Europea, Hungría es el único país que ha firmado acuerdos con Rusia y China para la compra de vacunas.

La regulación se crea cada vez más a escala continental. Esto se puede ver en el enfoque unificado y centrado en varias vacunas de la Unión, aunque es importante contrastarlo con los retrasos en la distribución y producción de vacunas en Europa. Este mapa permite igualmente ver la dependencia de la casi totalidad del continente africano y del Sudeste Asiático con respecto a los procesos de desarrollo y aprobación de las grandes potencias o de marco de la OMS (Covax). También muestra las nuevas relaciones de influencia, ya que se puede inferir la influencia de actores sistémicos no occidentales a través de, por ejemplo, la difusión de vacunas chinas y rusas.

Estudio de caso: el poder en la práctica

La curva de Estados Unidos es una muestra de una superpotencia que no parece estar asumiendo un papel de liderazgo en este momento, al no responder al llamado para enviar el 5% de las vacunas estadounidenses y europeas a países en desarrollo, una iniciativa de Francia y Alemania.

Este gráfico indica el auge de la campaña de vacunación en todo el mundo. Se puede apreciar una evolución progresiva en el conjunto de los países en los primeros 20 días del mes de enero de 2021. Estados Unidos destaca por un crecimiento repentino de los esfuerzos de vacunación a partir del 9 de enero de 2021, aumentando de manera exponencial desde dicha fecha. 

El reparto de las dosis depende principalmente del nivel de renta de los países. La compra de dosis se ha estructurado hasta ahora alrededor de iniciativas unilaterales: Canadá, por ejemplo, ha comprado lo suficiente para administrar una dosis a cinco veces su población. 

 Save as PDF