Key Points
  • La situación militar es muy diferente en los distintos frentes. El ejército ruso tiene dificultades en el noreste y en Kiev, pero sigue avanzando lentamente en el Donbass y en Mariupol.
  • Las fuerzas ucranianas han lanzado varias contraofensivas con éxito.
  • Como la guerra podría prolongarse, la moral de las tropas será crucial para el resultado de esta guerra.

El análisis táctico de ayer está disponible aquí. El archivo de los análisis diarios de Michel Goya está disponible en este enlace.

Situación general

Las operaciones terrestres rusas se han ralentizado notablemente y han sido sustituidas por una campaña de ataques militares. El esfuerzo ruso sigue centrado en el norte de Donbass y Mariupol.

Los contraataques ucranianos están aumentando, especialmente en la región occidental de Kiev. Cabe preguntarse si las fuerzas ucranianas no están tomando la iniciativa operacional.

Los rumores de la entrada de Bielorrusia en la guerra vuelven a crecer, pero hay rumores equivalentes de la negativa bielorrusa a entrar oficialmente en la guerra.

Situaciones particulares

Kiev y el noreste

Hay atrincheramientos rusos en la periferia occidental de Kiev, pero también en el norte y el este de Ucrania. Los rusos se enfrentan al problema de sustituir los ataques directos por un asedio de artillería para «mantener la capital a tiro de cañón». Por su parte, el ejército ucraniano se esfuerza por mantener a los rusos a más de 25 km del centro de Kiev para limitar los ataques de la artillería rusa.

Un importante contraataque ucraniano parece haber tenido lugar en los suburbios occidentales de Kiev hacia Boutcha-Irpin y Mila, pero también al oeste de la ciudad hacia Kiev en los ejes M-07 y M-06. Se ha informado de la recuperación de dos localidades.

Otro contraataque ucraniano al noroeste de Kiev tuvo lugar a lo largo del Dniéper hacia Demydiv (zona de atrincheramiento). Se produjeron más combates en el noreste, alrededor de Kalynivka (zona de atrincheramiento) contra la 90ª División Motorizada.

El resto de la situación en la región nororiental no ha cambiado. Las fuerzas rusas están golpeando las localidades y las fuerzas ucranianas están hostigando a las tropas rusas, especialmente en la carretera H-7 de Sumy a Kiev.

Donbass

Los combates tienen lugar en Yzium y Severodonestk. Aumenta la presión de los Cuerpos I y II sobre la «frontera fortificada» de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, pero con pocos resultados. El esfuerzo ruso sigue centrándose en el ejército ucraniano en Donbass, con ataques a la estación de tren de Pavlohrad, entre Dnipro y Donbass.

Continúan los ataques a Mariupol. En el lado ucraniano, las fuerzas de defensa se estiman en 10-12.000 combatientes, incluyendo la 38ª brigada de infantería naval, el regimiento Azov (Ministerio del Interior) y la 56ª brigada motorizada. Sin embargo, hay un lento avance de las fuerzas rusas hacia el centro de la ciudad.

Sur

El 58º Ejército sigue parado. Dispone de 10-12 GTIA e infantería naval para enfrentarse a Mykolayev y Nova Odessa, mantener Kherson y finalmente realizar un reconocimiento ofensivo hacia Kryvyi Rih. Las fuerzas ucranianas deberían ser del mismo orden.

Las ciudades de la zona ocupada, desde Kherson hasta Melitopol, están sufriendo numerosas manifestaciones. El mantenimiento del orden lo gestiona la Guardia Nacional Rusa (Rosgvardia).

[Desde la invasión rusa de Ucrania, con nuestros mapas, análisis y traducciones comentadas hemos ayudado a más de 1,5 millones de personas a entender las transformaciones geopolíticas de esta secuencia. Si encuentra útil nuestro trabajo y cree que merece apoyo, puede suscribirse aquí].

Perspectivas

El general Yershov, comandante del 6º Ejército ruso -frente a Kharkiv- ha sido, al parecer, destituido. Cinco generales y tres comandantes de regimiento han muerto. La movilización de reclutas está en marcha en las repúblicas secesionistas de Donetsk y Lugansk.

El periódico Komsomolskaya Pravda, en un artículo online retirado posteriormente, cifró el número de muertos rusos en 9.861 y el de heridos en 16.153. Sin embargo, hay muchas dudas sobre la veracidad de estas cifras; las cifras de destrucción de vehículos, más fáciles de verificar, parecen ser fantasiosas.

La cifra más importante para conocer el estado de las fuerzas rusas es el número de prisioneros y su evolución.

La cuestión de la moral de las tropas

Ir voluntariamente a una zona de combate para posiblemente matar y ser matado no es algo natural. Para ello, hay que ir armado de confianza y estar impulsado por fuertes obligaciones.

La confianza proviene de la sensación de que puedes manejar la situación. Se basa en primer lugar en la competencia militar y la comprensión de la situación, el valor y el control del propio equipo, frente a lo que se sabe del enemigo. También se basa en las capacidades conocidas de los miembros de la propia célula táctica: capacidad de liderazgo, solidaridad, valores individuales.

Las obligaciones -todo el cuerpo está en contra pero el espíritu nos hace ir- pueden venir de la disciplina, del miedo a la retaguardia -las unidades de barricadas del NKVD-, y sobre todo de la obligación moral de comportarse bien con los compañeros -aunque a veces el espíritu de camaradería no tiene tiempo de formarse entre todos los soldados- o de respetar el honor y la cultura del propio pelotón.

Si se añade una motivación fuerte, como la determinación de defender a su país, es aún mejor, pero como en la pirámide de Maslow, se trata de la cima de la pirámide. Sin la base, el voluntario solitario de buena voluntad, pero sin experiencia, sin amigos, sin espíritu de cuerpo, tiene pocas posibilidades de controlar la transformación que impone el combate. Tendrá un arma, pero no un alma.

Esto es cierto para los voluntarios neófitos bombardeados en Yavoriv, así como para los reservistas y reclutas rusos inyectados individualmente en unidades ya débiles. Cuando no conoces a los demás, no sabes cómo luchar.