Key Points
  • Si los últimos días muestran pocos cambios, nos permiten dibujar un patrón.
  • La rápida campaña de conquista rusa se ha convertido en una campaña lenta. Los ucranianos lo contrarrestan con una campaña de desgaste.
  • Es posible que la campaña rusa de conquista se complete sin que la campaña ucraniana de desgaste haya concluido. En ese caso, los rusos no tendrán más remedio que pasar a una campaña de desgaste contra esa guerrilla.


El análisis táctico de ayer está disponible aquí. El archivo de los análisis diarios de Michel Goya está disponible en este enlace.

Situación general

Ha habido pocos cambios en los últimos días. Las fuerzas rusas siguen absortas en el cerco de Kiev y en los asedios de Kharkiv y Mariupol, y también en las operaciones ofensivas de reconocimiento hacia el Dniéper.

En el aire, constatamos grandes pérdidas rusas con 5 aviones de combate y 3 helicópteros destruidos en un día. La guerra de guerrillas antiaérea mediante MANPADS (un misil ligero tierra-aire lanzado desde el hombro) demuestra su eficacia. Hay indicios de que la actividad aérea ucraniana continúa.

En el mar, hay pruebas de la instalación de medios antiacceso (antibuque, antiaéreo) en la isla de las Serpientes, frente a Rumanía. La presencia naval rusa se refuerza frente a Odessa.

Zona noroeste

En el frente noroeste, la situación no ha cambiado. Hay numerosos ataques entre Jytomir y Kiev, lo que puede indicar un próximo esfuerzo en la región.

Zona de Kiev

El progreso ruso en la capital es escaso. Los suburbios occidentales y el aeropuerto de Gostomel siguen siendo objeto de disputa. Se ha establecido una base de helicópteros (31ª BAA) a 70 km al noroeste de Kiev. La resistencia en Chernihiv sigue bloqueando al 41º Ejército en el norte. El reconocimiento ofensivo ruso desde el este (posiblemente por parte del 20º Ejército) podría indicar que Kiev será abordada desde ese flanco.

Zona centro-este

El bombardeo de Kharkiv continúa, probablemente en preparación para un próximo asalto del 1er ABG. También se han identificado elementos del 6º Ejército en la zona, posiblemente su Estado Mayor tome el mando de la lucha.

La unión del 1er ABG y el 8º Ejército de Luhansk parece estar en ciernes. Se espera un probable esfuerzo futuro del 1er ABG desde Kharkiv, además del 49º Ejército desde Donetsk hacia Dnipropetrovsk en el Dniéper, una maniobra que sería más difícil de realizar.

Zona sureste

El asedio de Marioupol continúa con elementos del 49º Ejército y del 58º Ejército. Entre el asedio y el asalto, la actitud rusa es incierta.

Zona suroeste

En el frente suroeste, el ejército ruso consolida sus esfuerzos en Kherson y continúa sus ataques hacia Mykolaev. La 810ª Brigada de Infantería de Marina está a la espera en buques anfibios, presumiblemente para el ataque a Odessa, que cada vez se revela más como un próximo objetivo definitivo. También hay presencia de la Guardia Nacional (Rosgvardia) en Kherson.

Perspectivas: la teoría de las dos campañas

En el «frente interior» ruso, se están haciendo preparativos psicológicos para una guerra larga, que pasará quizás por una extensión del reclutamiento, y violenta. La aparición de depósitos de reservistas (Belgorod) para sustituir las bajas individuales en el frente es un método especialmente desastroso a nivel psicológico.

Las numerosas acusaciones de exacciones, violaciones y saqueos por parte de los soldados rusos en las zonas conquistadas son indicativas de una mala disciplina y no favorecen el control efectivo de la población.

En las zonas conquistadas, hay mucha actividad ucraniana, incluidas las manifestaciones civiles. Será interesante ver si esto puede tener un impacto en la moral de los rusos y cómo la Guardia Nacional rusa se enfrentará a este fenómeno. El probable aumento de combates de «partisanos» augura la creación de un frente de retaguardia.

Cabe destacar la eficacia de las fuerzas especiales ucranianas, especialmente en la región occidental de Kiev. Podría catalizarse en incursiones a través de la frontera ucraniana hacia Rusia, ataques que tendrían un alto valor simbólico.

La campaña de conquista es una conquista que se realiza por etapas, tomando un punto geográfico tras otro. De forma secuencial, la conquista de un punto condiciona la del siguiente, y puede seguirse en el mapa observando la progresión de las banderas. Puede ser móvil y rápida, con el objetivo de dislocar la capacidad de lucha del enemigo penetrando en la profundidad de su territorio lo más rápidamente posible – era la fase 1 de la ofensiva rusa, que terminó en fracaso. La campaña de conquista puede ser igual de metódica y lenta en un frente. Esta es la situación actual a la que asistimos.

La campaña de desgaste -o presión- es una campaña para debilitar la fuerza del enemigo, física o moral. Es un proceso acumulativo, ya que el efecto estratégico -colapso, destrucción, negociación favorable- sólo puede surgir tras una larga fase de espera. Por defecto, esta es básicamente la estrategia ucraniana, que pasa por la resistencia ofrecida en las zonas de combate y quizás cada vez más por el acoso a la retaguardia rusa.

La campaña de conquista puede completarse (banderas rusas plantadas en todas las ciudades) sin que se complete la campaña de desgaste ucraniana (guerrilla). En ese caso, los rusos no tienen más remedio que recurrir a una campaña de desgaste contra esta guerrilla.