Félix Terrones


La pasión de Rafael Alconétar es una novela que, desde las primeras páginas, explora la vida del personaje epónimo, un profesor universitario y escritor que murió de manera trágica. Para desvelar mejor al personaje, varias voces se suceden en disquisiciones, manías, fabricaciones e hipótesis. Si un rompecabezas es la suma de las piezas que forman una imagen, aquí se trata más bien de un collage.

Siguiendo los pasos de Horacio Castellanos Moya y Roberto Bolaño, Carlos Fonseca es uno de los grandes escritores que consiguen captar la experiencia global desde una perspectiva latinoamericana. Félix Terrones leyó su última novela publicada por Anagrama, Austral.

Cuando la actualidad europea y mundial parece imponer nuevas exploraciones estéticas, que vayan más allá de los trillados senderos de la autoficción, novelas como las de Baltasar proponen el regreso a una línea que, si bien rica en su tradición, adquiere una gran contemporaneidad. Se trata de un desplazamiento que ya no busca las tierras prometidas ni los paraísos perdidos, sino que enfatiza en el desencanto y la soledad.

La bajamar es una novela habitada por personajes anegados por el pasado y a la vez incapaces de embarcarse en el presente. Si el pasado los acosa de manera más o menos consciente es porque ha descubierto que la vida no es más que enfrentar el vacío de lo consuetudinario.